Mas sobre eclipses.

Es realmente difícil contener mi emoción por el próximo eclipse este 21 de agosto. La intensidad y la expectativa está en aumento, y las conversaciones sobre el eclipse están apareciendo por todas partes. Es fantástico tener un tema científico predominante en los medios de comunicación, al menos por unos pocos días.
Se han planteado también cierta preocupación debido a que se espera un éxodo masivo hacia la línea central del eclipse este Lunes, como siempre las noticias de la televisión logran poner un sentido de preocupación a todo, pero afortunadamente estos informes son mucho menos que aquellos que hablan del maravilloso espectáculo que estamos a punto de tener.
Y para continuar con el sensacionalismo, aquí está una adición a mi artículo anterior sobre Eclipses. Ya que considero, hay una gran pregunta que no abordé en éste.

 

Y entonces, ¿quién fue el primero?

¿quién fue la primera persona en predecir los eclipses con exactitud?. Hay un pasaje en las “Historias de Herodoto” que indica que Thales de Mileto predijo un eclipse en el 28 de Mayo del 585 AC, con lo que, dice Heródoto, detuvo una batalla entre los Medos y los Lidios. Aunque esto no puede ser confirmado, tanto por falta de evidencia, como debido al conocimiento limitado sobre el movimiento planetario que los griegos tenían en ese momento, al menos por lo que históricamente se conoce.
El reconocimiento de ser la primera persona en predecir los eclipses pertenece a Edmund Halley. Sí, como es costumbre, antes de ser un cometa, Halley era un hombre de quien el cometa tomó su nombre. Edmund Halley fue un astrónomo y matemático inglés (entre otros oficios), quien fue el primero en calcular con exactitud la órbita del ahora conocido cometa Halley, que visita la vecindad del sistema solar cada 74 a 79 años.
Y Halley también fue capaz de predecir la ocurrencia de un eclipse solar total que cruzó sobre el sur de Inglaterra, entre otras regiones, el 3 de mayo de 1715, con tal precisión que su predicción tenía sólo una ligera diferencia de cuatro minutos; Eclipse que también fue conocido como el “Eclipse de Halley”.
Pero Halley no logró esto por sí mismo, él contó con la ayuda del inconfundible Sir. Isaac Newton, uno de los amigos más cercanos de Halley. Y de hecho, fue Halley quien motivó y apoyó económicamente al Newton para que escribiera su obra más importante “Philosophiæ Naturalis Principia Mathematica”, en la que Newton presentó sus tres leyes del movimiento.
Y fue con la ayuda de las leyes de movimiento de Newton que Halley pudo predecir con exactitud el movimiento de los cuerpos celestes y hacer predicciones tales como la aparición de eclipses o asociar los registros de cometas previamente vistos y deducir que era realmente el mismo cometa que venía en intervalos regulares. ¡Este es el poder de la Ciencia!

 

Los ciclos Saros.

Pero volviendo a los eclipses, Halley, siguiendo el movimiento de la Luna, también descubrió el ahora conocido ciclo de Saros, o mejor dicho, volvió a descubrirlo, ya que este ciclo fue primero deducido por los babilonios y los griegos para predecir eclipses de Luna (ya que estos tienen mayor duración los eclipses solares). El ciclo saros es la conjunción de tres ciclos distintivos que la Luna tiene, cada uno ligeramente diferente, estos son reconocidos como diferentes períodos orbitales de Luna, o meses.

  • Mes sinódico: Que ocurre de Luna nueva hasta la siguiente luna nueva, con periodo de 29.53 días
  • Mes anomalístico: Que ocurre de perigeo a perigeo, debido a la órbita elíptica de la Luna, con periodo de 27.55 días
  • Mes dracónico: De nodo a nodo, en relación con el plano orbital de la Luna, que es diferente comparado con la Eclíptica, o el plano de todos los planetas solares), y con periodo de 27.21 días.
Precesión Lunar

Precesión Lunar – wikipedia.org

Pero bien, lo realmente interesante con estos ciclos es que, como se puede notar, tienen períodos ligeramente diferentes; más los tres convergen en un gran ciclo que dura 6,585.3 días, o aproximadamente 18 años y 11 días; En este período la convergencia de los meses es casi perfecta, con una diferencia marginal de alrededor de dos horas, y en esta convergencia el ciclo saros comienza de nuevo, ya que la Luna y la Tierra están ubicadas en la misma geometría relativa que tenían al principio del ciclo anterior. El resultado es que en cada ciclo tenemos rutas de eclipse similares, aunque con cambios en la latitud o longitud (básicamente, la posición donde ocurre la Tierra), esto debido a los efectos de la precesión de la Luna mientras circula alrededor de la Tierra. Existen factores adicionales relacionados con la, digamos, relación gravitacional de largo plazo, que tienen la Tierra y la Luna. Pero esto será un tema para otro artículo.

 

Saros Cycle

Eclipses en Diferentes ciclos Saros – eclipse.gsfc.nasa.gov

Los eclipses entre ciclos Saros tienen geometría bastante similar, ocurriendo aproximadamente en la misma época del año, con la Luna a una distancia similar de la Tierra, pero debido a las diferencias de precesión mencionadas, estos eclipses ocurren en posiciones ligeramente diferentes en la Tierra. Sin embargo, estos ciclos son lo suficientemente buenos para predecir la periodicidad y el cambio o variación  que los eclipses tendrán entre ciclos.
Halley, usando una referencia histórica griega, fue quien nombró estos ciclos como “Saros”, y con este conocimiento fue posible predecir los eclipses con gran precisión. Ya que conociendo donde ocurrió un eclipse es la clave para poder predecir el siguiente, que se producirá en el siguiente ciclo saros; En un lugar ligeramente diferente en la Tierra, pero con duración y trayectoria similares.
Si quieres saber más sobre los próximos eclipses en tu región, hay diferentes recursos y calculadoras de eclipse disponibles en la web, pero definitivamente mi favorito es el sitio Goddard Space Flight Center Eclipse de la NASA, en el que puedes encontrar el calendario de eclipses lunares y solares.

 

Una cuestión de inspiración.

Por último, quiero compartiendo una presentación de David Baron en las conferencias TED, precisamente hablando de la emoción de ver un eclipse solar total. En esta él menciona, y estoy totalmente de acuerdo, que un eclipse total de Sol es algo que debes experimentar por lo menos una vez en tu vida.

Nota: Esta version tiene subtítulos en español; mas si en tu navegador no se muestran, puedes ver esta version diréctamente en la página de TED, selecionando español en la pequeña herramienta de subtítulos en la sección inferior derecha del video.

Así que, por el momento, prepárate y disfruta del espectáculo (con la precaucio y seguridad necesarias); ya sea parcial o total, este próximo eclipse será memorable.

Saludos, Alex-ScienceKindle.

 

Subscribe to ScienceKindle!
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Join my newsletter and be part of the community receiving the latest articles and news about my site.
We hate spam. Your email address will not be sold or shared with anyone else.
Please follow and like us:
0 Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.